Y ya no molesto más con el Inktober

Semana 47, 2021


Yo creo que con lo de esta semana ya me quito de todos los compromisos y me puedo dedicar tranquilamente a avanzar con mis tebeos.


El libro del Inktober ha tenido muy buena recepción, veo que mucha gente lo va colgando en redes sociales y eso es que gusta de verdad, estoy orgullosísimo, ¡incluso un compañero me pidió que, como favor, se lo firmase en la tienda!


Me hace pensar en que a veces son las cosas que hacemos sin mirar más allá y solo a base de cariño y amor, son esas cosas las que mejor salen.


Dejo aquí un botón que lleva a MilComics y allí si eso lo puedes comprar.


Estoy tan a tope con lo de hacer mis propios proyectos que me estoy planteando terminar Espiral, de estas maneras, como sea, pero terminarlo, ya he empezado a hacer unos acercamientos, pero bueno, es una cosa que me planteo cíclicamente.


Esta semana en Streaming de Dibujantes tuvimos a Aleix Gordo, un compañero que hace street art y que es un maestro de la diversificación, un dibujante que toca todos los palos y tiene un montón de ideas guays, de hecho se atrevió con los NFTs, un vídeo muy polémico.


No voy a dar más la brasa con mi inktober, así como colofón, unas imágenes de proceso de la portada y ya.


Como en todos los Inktobers, iba sin boceto debajo, nada de calcar, nada de dibujar digital, sin red. El personaje debía nacer en el papel, como lo hacía a los 15 años.


Luego acuarela. El asunto aquí es que me interesaba dar la acuarela como una base y luego hacer un acabado digital encima. En el dibujo a papel está el lápiz definitivo y una acuarela muy transparente en la que se vea bien la textura del papel y la pincelada. El problema que tiene es que para lograr una ilustración definitiva así hay que dedicarle muchísimo tiempo y hay que tener una técnica a la que no llego y a la que no sé si llegaré algún día.


Por último se escanea y se trabaja en digital.

1. Le pongo una capa de niveles para levantar la imagen, hago más oscuros los oscuros y me potencio el color del papel para conseguir una base más oscura en la que poder sacar luces más claras si las necesito.

2. Una capa de ajunte con un mapa de degradado que me lleva los colores hacia donde yo quiero, básicamente te entona la imagen en un segundo.

3. Le separo el fondo para poder corregirlo, en este caso le di un blanco más limpio, no quería tanta textura para la portada.

4. Por último añado trabajo de opacos, corrijo las luces y hago todo lo que haría con gouache si supiera cómo.

5. Algún ajuste para que el conjunto quede bien del todo.


Esta portada no sería nada sin la mirada de loca de la protagonista, esos detalles solo los logro cuando voy sin boceto y el personaje va creciendo a medida que lo dibujo. Espontaneidad, frescura 100%.


Feliz semana.

84 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo