Llega DanDaDan

Semana 19/2022

Esta semana la he dedicado a trabajar en esas cosas de las que no se puede hablar así que voy a ir a un espacio publicitario, por el que no me pagan, para hablar de una obra maestra del manga, DanDaDan.


* En un momento de exaltación le pedí a un amigo que se pusiera en contacto con alguien de Norma para ver si me dejaban hacer un texto introductorio para la colección, pero se ve que venía empaquetado y no había forma, una pena, pero valga esta entrada para sacármelo de dentro.


Norma Editorial acaba de publicar los dos primeros tomos de este misilazo por solo 8,00€, es un regalo que hay que hacerse a uno mismo porque somos personas, es primavera y porque es el manga mejor dibujado que he visto en mucho tiempo.


Me ha volado la cabeza.


Pero, ¿qué tiene este cómic para que no pare de evangelizar sobre él?


¿Además de unas dobles páginas en las que quedarse a vivir? Todo, todo aquí es jamón.


Lo primero, el dibujo, Yukinobu Tatsu domina todas las facetas, caracterización, expresión, composición, claridad, acabado, T O D O. Sus personajes están perfectamente definidos por su aspecto y su lenguaje corporal, siempre sabes a quién estás viendo y qué están haciendo, eso es algo muy importante en un tebeo con una acción tan extrema. Porque ahí viene otro de los fuertes de este cómic, la acción funciona con absoluta precisión y sin ningún límite de presupuesto, todo es más grande, más fuerte y más loco cada vez, para que eso funcione de manera convincente, para poder apoyar toda la serie en eso, necesitas un dibujante superlativo.


Pero no nos perdamos, estoy hablando de manga, una manera de hacer cómics en la que el guión y el dibujo los hace la misma persona, aquí Tatsu no se amilana y consigue hacer de SU PRIMERA OBRA, un mecanismo de precisión cuyo objetivo es propulsar al lector hacia adelante sin darle tiempo a respirar: empieza realmente rápido, la primera pelea sucede en la página 2 y en la página 6 los personajes ya están establecidos, para la página 13 la premisa de la serie ya está clara y la narración comienza su avance imparable. Cuando la acción y la trama principal bajan (hay que controlar el ritmo, amigos), la relación entre los personajes, el romance, hacen su aparición y se imbrican con muchísima naturalidad. Está todo bien.


¿Y de qué va todo esto? Pues de un chico que cree en OVNIs y no en fantasmas y una chica que cree en fantasmas y no en OVNIs, en cómo se retan a ir a un sitio de avistamientos ella y de OVNIs él y de cómo lo inevitable sucede, que los alienígenas le dan poderes a ella y los fantasmas a él y una cosa lleva a otra y al final del primer tomo ya les persigue un cangrejo gigante.


(Aquí es de agradecer que Norma haya editado los dos primeros tomos a la vez, el primero se pasa volando y queda en un cliffhanger muy gordo.)


Ya somos todos mayores y hemos leído mucho manga y sabemos que lo que cuenta no es nada nuevo, aquí Yukinobu Tatsu no intenta ser original y lo que logra es ser excepcional, se pone a tope desde la primera página con una obra camp y autoconsciente que a veces llega a derrapar por sus excesos pero esa falta de control la hace sentir natural y fresca.


¿Cómo sé yo tanto de esto? Pues porque la obra se publica en Manga+, la App de Shueisha en la que tienes gratis todos los capítulos para leértelos traducidos a la vez que cuando se publica en Japón.


Hay solo un par de cosas, DOS, que no me llenan al 100%, el logo y las portadas, no están a ala altura del contenido, son recargadas al exceso.



Durante este pasado Salón de Barcelona hubo una exposición con páginas (me dicen que eran impresiones de alta calidad) pero hay un par de cosas que me llaman la atención de las que hablaré con Lafu en nuestro próximo Streaming de Dibujantes que anuncio ya que dedicaremos a DanDaDan porque queremos hacer un favor a todos nuestros suscriptores y queremos que lean DanDaDan, merece la pena.


Entretanto, aquí el vídeo de la semana pasada, Lafuente y yo hablamos del síndrome del impostor y del estilo… y de todo, claro.


En cuanto al rol esta última semana fue bastante bajonera, el personaje de una de mis jugadoras murió… bueno, no murió pero tuvo que ser retirado de la partida porque la raptaron unos esclavistas y la vendieron… es una situación muy desagradable porque se invierten muchas energías en la construcción de un personaje y se siente muy injusto el poder perderlo, más de una manera tan aleatoria, pero para mantener la "ilusión de realidad" no se puede rebobinar y ni activar el deus ex machina tolkieniano de que llega un aliado misterioso y te salva en el último momento. Lo positivo es que es una oportunidad para hacer un nuevo personaje, los comienzos son siempre ilusionantes.


Llegados hasta aquí es momento de compartir un proceso, ¿no? A ver una portadita de Star Wars, que siempre están bien. Esta corresponde a las variantes "sabac" de Crinsom Reign en las que los protagonistas de la mini aparecían retratados en cartas del juego que se juega en los tugurios más infectos del borde exterior.


324 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo