Catwoman y demás.

Semana 7/2022

Poco a poco terminan mis compromisos laborales "alimenticios" y me puedo volver a dedicar a mis propios proyectos, pero que no se me malinterprete, trabajar en tebeos de Marvel y portadas de Star Wars sigue siendo un privilegio y una diversión, lo único es que la obra propia no se hace sola, hay que hacerla.


La temporada de salones está ya aquí mismo y este año venimos con muchas ganas, el primero el de Valencia:


Estoy preparando un print de Catwoman para llevarme, en la fase de boceto tenía muy claro qué quería, colores muy planos, una cosa muy gráfica, pero me temo que al final no va a ser como eso para nada.


Kike ya tiene listo el color de las páginas de BH&IH así que solo queda traducirlas y… estarán listas para PanelSyndicate, en nada lo podréis ver.


Esta semana volvimos a hacer vídeo, esta vez con Pepe Larraz tratando un asunto complicado, cómo dibujar besos, tiene su miga.


Series:

Feria T1 (3/5): Una serie de sectas sobrenaturales, ¡a quién no le va a gustar! Muy bien, muy rica, va al turrón, no se lía en cosas que no interesan… muy bien. Me ha gustado mucho que la gente tenga sus acentos bien marcados, le da mucha riqueza a la ambientación, lo que no me ha gustado tanto es que esta primera temporada acaba en falso, una cosa es dejar un cliffhanger, otra parar en la escena final.

Nuevo sabor a Cereza T1 (3/5): Una serie cláramente "inspirada" en la obra de Cronenberg y Lynch pero que no defrauda, al contrario, es bastante entretenida y llena de momentos gimosos.

El libro de Boba Fett T1 (3/5): Los primeros capítulos un poco malos pero los últimos ya son mejores, no creo que me hubiese gustado ni la mitad si no hubiera tantos personajes que reconozco, qué le vamos a hacer, me dan un par de cucharadas de nostalgia y caigo como un tonto.


Cómics:

Sigo con la relectura de Billy Bat (creo que esta vez lo voy a entender bien) pero he caído en la trampa de Shotaro Ishinomori, estoy bastante flipado con Kamen Rider, el precursor de los Power Rangers y de una manera de hacer superhéroes propia de Japón y que perdura hasta nuestros días, el tebeo va como un misil, sin mirar atrás, está lleno de inconsistencias pero da igual, para cuando quieres darte cuenta de que ese joven motorista tiene un laboratorio de alta tecnología en su casa ya ha quedado atrás por la siguiente majarada, lo veo con humildad dándome cuenta de que los cómics que hacemos en occidente nos los tomamos demasiado en serio y pasan muy pocas cosas.


El proceso de esta semana es de un trabajo de hace un año, una cosa que me sorprendió muchísimo, ¿por qué me encargan a mí una portada de Kull? El resultado fue mucho mejor de lo que me imaginaba.


37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo